jueves, 25 de agosto de 2011

Brindis

He disfrutado la última semana de bellos paisajes, manjares y compañía. Destino: Asturias y Cantabria. Rodeada de montañas, prados de color esmeralda , el contraste con el mar y las risas, arribamos a un lugar perdido en Asturias a unos kilómetros de Villaviciosa. La acogida en la casa por parte de sus dueños fue amabilísima. Al despedirnos, tras una estancia fantástica, nos entregaron como recuerdo un par de libros ( mejor regalo no podían hacernos).
Uno de ellos es un poemario que recoge los versos de poetas asturianos. Su título Versos diversos. Contiene algunos poemas bellísimos y aquí he querido dejar uno de ellos como recuerdo de un viaje con olor a sidra.

Bebe y confía
en los amigos. Ofrécele a la copa
ambos labios y estalle el vino.
Pero aprende a separar la cosecha
mala de aquella de buen año. Sólo eso
no ha de dejarte en la boca
un poso amargo, y en el corazón.
Taresa Lorences

( Alejados del mundanal ruido. Villaviciosa)


2 comentarios:

Arbaro dijo...

Gracias por el viaje

Arbatán dijo...

No he hecho nada especial, nada más que animaros a viajar. El próximo lo eliges tú.